Un blog chapucista, de fumadores, y de derechas

lunes, 13 de octubre de 2008

El club de los recuerdos

Demasiadas cosas han hecho de este año un año peculiar. Han terminado problemas del pasado, he cumplido un par de sueños y la tan deseada estabilidad estoy empezando a vislumbrarla. Desde fiestas del año pasado que todo tiene color, pero cada vez se me hace más pesado estar estudiando fuera, aunque estoy cerca me siento muy lejos. Aqui en Altea todo tiene un color bonito pero es un flujo constante de idas y venidas.

Quebrados recuerdos, de un ayer...

No recuerdo muy bien como empezó todo, solo recuerdo un autobús, una ida interminable, un viaje esotérico y místico hacia la realización de un ideario materilista. Me pregunté muchas veces durante el viaje hacia Zaragoza si realmente no era un sueño, creia que cuando empezara el concierto iba a despertar, ese sabor agridulce en la boca, esa sequedad en la lengua; dudas, muchas dudas. Todo se conjugaba en mi interior.

Un año después creo que si que estube en ese concierto, que para mi es una ensoñación, no se si fue real, era mi sueño, y un sueño es una razón para la existiencia, una vez cumplido, ¿qué te queda? Ahora se lo que me queda, me queda ella.

No tengo palabras para rememorar, para describir esos sentimientos reprimidos que han aflorado desde ese 12 de octubre de 2007. Muchas emociones y borrosos recuerdos. Demasiados borrosos recuerdos.

He cumplido mi sueño de ver a Héroes del Silencio, he visto también este año a Loquillo y ahora veré a Tequila, no se quién me ha dado esta posibilidad de creer pero gracias.

Hasta hace bien poco buscaba un sueño, algo en que creer y no me habia dado cuenta de que estaba ahí, a mi lado, apoyándome, no sabia que ella era mi sueño. Ahora me siento parte de este mundo si estoy a tu lado, mi avalancha, mi vida. Gracias por este año, lleno de energía para poder seguir adelante.

Quise que este año fuese un año de cambio, un año donde olvidar amores pasados, donde buscar un sentido a la vida y donde poder encontrar algo en qué creer, algo para poder vivir el día a día intensamente. Siempre estaré ahí para ti, porque eres parte de mi vida, y nunca voy a renunciar a ese capítulo que has escrito en la gran novela histórica de mi vida. No se que hacer sin tí

... entre las sábanas de seda tu y yo..

Fdo:
Un humilde redactor

2 comentarios:

ilitia dijo...

Quien lo iba decir ^^
Te quiero.

Lars dijo...

Y que esto siga así, por muchos años más. Saludos, compadres.