Un blog chapucista, de fumadores, y de derechas

miércoles, 6 de enero de 2010

Asiduos

Mi humilde morada, mi pequeño cafecito, mi librería, el sentir digital de recuerdos que trasformados en líneas de código perdurarán en la eternidad.

Rememorando viejas glorias y épocas de la vida veo este lugar como mi pequeño rincón, en este blog, durante sus andaduras en la red, existen historias ocultas, recuerdos y una pequeña parte de mí que se digitaliza hacia el exterior, en busca del compartir o de la iluminación divina.

Es este blog un lugar de encuentro, siempre lo pensé así y es por ello que os incito a escribir en él, es un orgullo que vosotros, camareros de mi pequeño Cabaret Voltaire, escribais en él, porque todo se reduce al compartir, mientras os tomais un café, servido a gusto del consumidor se degusten unas líneas existenciales de Lars, esa magia de Ilitia o una poesía de Pablollo, grandes entre los grandes. ¿Qué decir de los consejos del sabio Kambei o la aguda escritura de Dëagol? Es verdad que este no es vuestro sitio, vuestro café, pero este antro de mala muerte que es La Chustería, además de ser mi blog es el vuestro, y sois vosotros los que lo manteneis vivo. Gracias, de todo corazón.

Todo ello me enriquece, me fomenta y aunque hace meses que no escribo me esfuerzo por ello pero no puedo, es superior a mí, la gracia, el don divino, la inspiración, cabalga por una llanura mientras me escondo acechándola en una selva de dudas. Lo sé, hace tiempo que no escribo y todo lo que de mi puño nace termina ardiendo. Antes sentía que este pequeño lugar era un lugar para respirar, pero no puedo hacer otra cosa más que navegar. No es mi mejor momento, pero no podía hacerme mejor regalo de reyes que publicar la primera entrada en mucho tiempo, para así iniciar un año nuevo de diálogo, propuesta y debate.

Quizá obligándome a escribir mensualmente para una publicación pueda salir de mi puño algo decente en mucho tiempo. Solo os pido que me sigais acompañándo como lo habeis hecho hasta ahora.

Fdo:
Un humilde redactor.

3 comentarios:

Lars dijo...

Tranquilo, patrón, que por mi parte no pienso abandonarte. Habrá rachas más o menos inspiradas, pero La Chustería nunca cerrará sus puertas.

Un abrazo.

ilitia dijo...

Mi contrato que sea a partir de Febrero. Pero también me esforzaré por resucitar el relente y con él la chustería. Puesto que uno llevó al otro, bueno no, no.. la cabezonería de uno que yo me sé llevó al otro ^^

Malos tiempos, sí.

Besets

Kambei dijo...

Al igual que Lars, cuando me sienta inspirado y capaz de ordenar con cierta coherencia mis palabras siempre tendrás mi aportación. Acompañada de un buen bourbon, por supuesto.